Boletin CIACH Siguenos Facebook Twitter Linkedin Google+ Webmail Webmail

Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe 2013

fecha: 28/03/2014
La edición 2013 del Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional de América Latina y el Caribe muestra que durante los últimos años la región mantiene una trayectoria favorable en materia de crecimiento económico y protección
social, en un contexto en que las economías de los países industrializados han experimentado crisis y, por lo general bajas tasas de crecimiento.

Los avances alcanzados por la región respecto de la meta de reducir a la mitad, entre 1990 y 2015, el porcentaje de personas que padecen hambre, establecida en el primero de los Objetivos del Milenio, permiten mantener el optimismo:
si se redoblan los esfuerzos y se mantiene esta tendencia positiva en los planos económicos y sociales, resulta posible pensar que la presente generación de latinoamericanos y caribeños sea la primera en la historia en dejar atrás el hambre
y la desnutrición.

Principales aspectos del Informe;

842 millones de personas padecen hambre en el mundo, cifra menor que las 878 millones del trienio anterior. En América Latina y el Caribe esa magnitud alcanzó 47 millones, disminuyendo en tres millones respecto al trienio anterior.

A dos años de cumplirse el período fijado por los Objetivos del Milenio, la meta de “reducir a la mitad el porcentaje de personas que padecen hambre”, ha sido alcanzada por 16 países de la región, y varios otros han realizado importantes
progresos, lo que permite abrigar esperanzas de
que la actual generación de latinoamericanos y caribeños podría ver erradicada el hambre de la región.

Al mismo tiempo, sin embargo, la otra carga de malnutrición que afecta a la región, el sobrepeso y la obesidad, se extiende como una pandemia, afectando a un 23% de los adultos y a un 7% de los niños en edad preescolar. Un grave problema de salud pública si se considera su estrecha relación con las “enfermedades crónicas no transmisibles”,
tales como las enfermedades cardiovasculares,
diabetes, cáncer y enfermedades respiratorias crónicas, responsables de un 63% de la mortalidad mundial.

También en materia de reducción de la pobreza y la indigencia (o extrema pobreza), la región ha logrado avances importantes. Mientras el año 1990 la incidencia de ambos fenómenos alcanzaba al 48,4% y 22,6% de la población, respectivamente, el año 2012 esos valores se habían reducido a 28,8% de pobreza y 11,4% de indigencia. Sin embargo,
en los últimos tres años la caída de las tasas de
extrema pobreza ha tendido a estancarse, lo que es una señal preocupante.

América Latina y el Caribe, como bloque, produce más alimentos de los que requiere para el consumo de su población, sea en términos de producción física o de disponibilidad de energía alimentaria, en este último caso con 2.900 kcal/persona/día supera el promedio mundial.

Ningún país de la región carece de disponibilidad calórica suficiente para los requerimientos mínimos diarios por persona.

Los precios de los alimentos, junto a los ingresos de los hogares, son factores fundamentales para las posibilidades de acceso que pueda tener la población vulnerable a los requerimientos mínimos de una alimentación saludable, una alimentación sin hambre. Dentro del período que abarca este Panorama, la región alcanzó una relativa estabilidad de los precios de los alimentos durante 2012, pero en el primer semestre del 2013 se observó una mayor inestabilidad; de hecho la inflación acumulada al primer semestre del 2013 (general 3,9% y alimentaria 5,2%) es mayor que la registrada en igual período durante el 2012.

El ciclo de crecimiento económico de los años 2000 permitió aumentar el empleo y los ingresos, lo que redundó en que muchos hogares vulnerables pudieran mejorar su condición alimentaria y nutricional.

Sin embargo, el crecimiento en sí mismo no ha logrado resolver las grandes carencias y desigualdades características de la región,
por lo que los avances en materia social y de alimentación dependen fundamentalmente de un amplio espectro de políticas públicas que se vinculen a la seguridad alimentaria y nutricional en los países, sea para enfrentar situaciones sociales complejas de forma inmediata, a las que apuntan los programas de transferencias condicionadas y de alimentación escolar; sea para enfrentar cambios estructurales en un horizonte de más largo plazo, como lo son el apoyo a la agricultura familiar y las regulaciones para mejorar los estándares del empleo asalariado en las zonas rurales de la región. Este “enfoque de doble vía” hacia la seguridad alimentaria ha sido promovido por FAO en todo el mundo.

¿Qué países son los que más han avanzado?

En la región son 8 los países han erradicado el hambre: Argentina, Barbados, Chile, Cuba, Dominica, México, San Vicente y las Granadinas y la República Bolivariana de Venezuela.

Por otra parte, gran parte de los países de la región han mostrado avances durante el periodo 1990-92 y 2011-13, entre ellos se destaca Guyana, que presenta una reducción de la prevalencia de la subalimentación de 17 puntos en dicho periodo, desde 22% hasta 5%; San Vicente y las Granadinas redujo desde 20,1% al 5,5% su prevalencia de subalimentación, Panamá de un 23,3% a un 8,7%, Perú de 31,6% a 11,8% y Nicaragua de un 55,1% a un 21,7%.

¿Qué países han alcanzado el Objetivos de Desarrollo del Milenio y la meta de la Cumbre Mundial de la Alimentación?

De los 38 países que ya alcanzaron la meta 1C de los ODM (bajar a la mitad la prevalencia de la subalimentación) a nivel global, 15 corresponden a países de América Latina y el Caribe: Argentina, Barbados, Brasil, Chile, Cuba, Dominica, Guyana, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, República Dominicana, Perú, San Vicente y las Granadinas y Venezuela.

11 son los países que logrado alcanzar tanto la meta 1C de los ODM y la meta de la Cumbre Mundial de la Alimentación (bajar a la mitad el número de persona subalimentadas): Argentina, Barbados, Chile, Cuba, Dominica, Guyana, Nicaragua, Panamá, Perú, San Vicente y las Granadinas y Venezuela.

¿Qué ha pasado con la evolución de la pobreza y la extrema pobreza en la región, y cuál es su relación con el hambre?

La pobreza y la pobreza extrema han disminuido en la región, de forma similar a los avances que se han presentado en materia de seguridad alimentaria. Si bien en los últimos años la tasa de reducción de la pobreza ha tendido a aminorarse, lo cierto es que el proceso de reducción de la pobreza no se ha revertido.

No es casualidad que ambos indicadores tengan un comportamiento similar, si bien no idéntico. El indicador de hambre mide las capacidades que tienen los hogares para alimentarse adecuadamente, lo que necesariamente depende de -entre otros factores- los ingresos de la población (además de la disponibilidad de alimentos y otros factores). De igual forma la pobreza extrema mide la capacidad de la población de adquirir una canasta básica de bienes alimenticios, comparando el costo de dicha canasta y los ingresos disponibles de los hogares. De ahí que ambos indicadores estén relacionados.

Ambos indicadores están intrínsecamente relacionados y que deben ser observados de forma complementaria.

¿Cuál es el estado de la obesidad y el sobrepeso? ¿Qué países son los más afectados, y cómo se explica que conviva el hambre y la obesidad?

El avance del sobrepeso y la obesidad es un fenómeno que afecta a la mayoría de los países de la región. Responde a cambios sustanciales en los estilos de vida y las profundas transformaciones de los patrones alimentarios.

En la región la prevalencia del sobrepeso en adultos alcanza al 23% Los países del Caribe lideran, siendo el país más obeso Saint Kitts y Nevis (40.9%), seguido de Bahamas (35%), Belice (34.9%) y Barbados (33.4%). En Latinoamérica, México, es el país con mayor tasa de obesidad, afecta al 32.8% de los adultos, en Venezuela el 30.8%, Argentina el 29.4% y Chile el 29.1%.

Existen países que aún enfrentan graves problemas de desnutrición y carencias de micronutrientes en los que va en aumento la prevalencia del sobrepeso y obesidad. Tal es el fenómeno denominado la "doble carga de la malnutrición", y puede ocurrir tanto al interior de una misma población como en una misma familia.

Si FAO dice que la región produce suficientes alimentos para todos, ¿qué explica el hambre en la región?

El hambre se explica principalmente porque si bien los alimentos son suficientes, no todos tienen acceso a ellos. Es decir, existe un problema de distribución social de los alimentos como consecuencia de problemas en la distribución de los ingresos (desigualdad) y pobreza. No debe olvidarse que la seguridad alimentaria se basa en pilares distintos, el acceso, la disponibilidad, la utilización y la estabilidad. En este caso se está hablando de una disponibilidad suficiente, pero de que existe una parte no menor de la población (47 millones de personas en ALC) que no tienen los medios suficientes como para adquirir los alimentos, o que bien, aun cuando tienen ingresos suficientes, estos alimentos no se encuentran disponibles en sus lugares de residencia.(En directa relación con el rol social del Ingeniero Alimentos y su capacidad de diseñar alimentos que sean de costo mas bajos, mas nutritivos, mas seguros y al alcance de mayor numero de personas)

Adicionalmente, es importante destacar que la seguridad alimentaria no es sólo un tema de cantidad de alimentos ingeridos, sino que también dice relación con la calidad y variedad de la dieta que consume la población. En tal sentido, no sólo basta con producir los alimentos, sino que también en hacer que estos alimentos se encuentren disponibles, que la población tenga los medios suficientes para acceder a ellos y en fomentar dietas saludables.

Fuente: FAO.ORG

Para leer el documento completo visitar;

http://www.fao.org/docrep/019/i3520s/i3520s.pdf

Presentación principales datos;

http://www.slideshare.net/FAONoticias/presentacin-panorama?ref=http://www.rlc.fao.org/es/panorama-2013/

mas Información;

http://www.fao.org/zhc/es/

Precios alimentarios de América Latina y el Caribe tuvieron su menor alza de los últimos doce meses
La inflación alimentaria regional alcanzó 0.8% en febrero, 0.6 puntos porcentuales menos que en enero. (http://www.rlc.fao.org/es/prensa/noticias/precios-alimentarios-de-america-latina-y-el-caribe-tuvieron-su-menor-alza-de-los-ultimos-doce-meses/?utm_source=Oficina+Regional+de+la+FAO+para+Am%C3%A9rica+Latina+y+el+Caribe&utm_campaign=5bebc857b1-08%2F13newsletter&utm_medium=email&utm_term=0_e7646ccd3f-5bebc857b1-18321293)

Ver noticia en detalle

Videos relacionado

Comentarios

Otras noticias

Volver al inicio